domingo, 7 de mayo de 2017

Las Gafas de Woody Allen - El eterno Resplandor de una mente sin recuerdo

Hace bastante tiempo vi en la Televisión  Eterno resplandor de una mente sin recuerdos dejémoslo como ETRPDMSR; hasta poniéndolo en siglas es bastante largo.

Pero el nombre es lo de menos, lo que vamos a analizar aquí es la contundencia argumentativa y narrativa el como la  diégesis interactúan con un guion original que da pie a una buena experiencia cinematográfica.

Porque hay que decirlo, esta película sí sabe cómo actúa la mecánica Onírica contraria a lo que hace Inception, al mismo tiempo da un sentido a lo que podríamos llamar el manejo de los recuerdos.
-Aquí hago un hincapié, soy periodista, me gusta la ciencia mas no tengo todas las referencias precisas y admito que ponerle “Espacio Onírico” al manejo de los recuerdos no está precisamente fundamentado científicamente pero es lo que más se le parece-
Estamos en la mente de un hombre que no quiere recordar a su chica, la argumentación refleja más un sentido de sueño en distintos niveles (Más parecido a Paprika que a Inception) que a la exploración del inconsciente propio del sujeto.

Bueno dejando eso a un lado vamos con mis puntos.

El argumento está bien, cae en el supuesto de – Ya sé lo que va a suceder- Pero esto solo sí eres de esas personas que pasan el 80% de sus vidas viendo películas ( Como yo) , pero la cinta sorprende y es tan mimosa, es de esas películas que te tienen sujeto al sillón de una desde el primer cuarto de hora estas ahí, metido con el personaje, uno pensaría que la exploración de personajes es algo sencillo, algo modesto, donde la figura del protagonista no se explora, porque la voz en off al mismo tiempo que la vida en un día del mismo sujeto es tan precisamente plana, al tipo no le pasa nada, cuando de repente ¡explota¡, el argumento fluye, me intereso por su vida obra que está pasando,¿ porque tanto alboroto con esta nena de pelos tinturados, que es todo esto?.

Y terminas fascinado con el film.

A mí en lo personal me encanto, y la he visto unas 10 veces 15 sí me pongo a pensar en lo mucho que la vi antes de hacer esta opinión, es una película hermosa sobre el cómo queremos deshacernos de algo y al final o no queremos o puramente aceptamos que las relaciones tienen un pico y un valle, unos momentos buenos y otros malos.

Ahora desde el punto de vista cinematográfico, es alucinante guion y lenguaje audiovisual, interactúan de manera eficiente, no hay disonancia ludo narrativa, es asombroso, es una película hecha con amor, con errores, algunos pero con amor, verán hay algo que me fascina de las películas como esta y es la composición, la fotografía y las transiciones, cuando el protagonista comienza a ser eso precisamente; el protagonista, exploramos su ser, el cómo se siente, por eso la paleta de colores es tan fría, tan ausente como el mismo personaje y cuando está al lado de Clementine, es asombrosamente cálida, es un reflejo de lo que explora el personaje, es una argumentación bellísima cuando no solo está procurando salvar los recuerdos de ella, (Sí supongo que la película la inspiraron en la canción de Diomedes, verdad) sino que los que borran los recuerdos ( y aquí ya me cague en quienes no la han visto ) están procurando destruirlo todo, se ve la lucha por lograr conservar algo de ella en sus memorias, exploramos un personaje con vacíos existenciales, con fugas de pensamiento, la película en sí no es un abordaje construido para la comedia, esto es un drama psicológico de alto nivel

Jim Carrey es mi puto dios, y Adam Sanders es un idiota al lado de este genio, el tipo a pesar de que ama hacer comedia es un actor versátil que puede trabajar en una película cualquiera que sea, con personajes intuitivos y magnéticos, es fabuloso.

Michel Gondry Como director nunca me había fascinado hasta esta película, es muy entrópica muy bien contada dentro lo que a narrativas hablamos y está fundamentada en un guion de Charlie Kaufman que explora episodios sintéticos de la mente humana en un sentido visceral, la exploración del argumento, la entropía de los personajes y su estandarte del como la lucha del protagonista por mantener un recuerdo con ella una mejer que lo enamoro, que eran el uno para el otro y cuando terminan están devastados, a cuantos no les gustaría eliminar los recuerdos de esa persona, pues bien esta película hace precisamente eso, una exploración de niveles de conciencia y relata muy bien diferentes puntos intermedios que en lo personal Inception no procuro cuidar en los detalles.

Es un abordaje cinematográfico brutal y para ser sincero es una película con una visión diferente, no por nada tiene un premio Oscar a mejor guion original entre otros, y lo vale, no es la mejor película, que aborde la ciencia ficción junto a los dramas psicológicos pero es argumentalmente sólida y quizá me estoy dejando llevar por el fanatismo pero es una buena cinta para ver, es un film que no se olvida tan fácil y es un acercamiento a temas que el cine no ha tratado tan contundentemente.

Viva Charlie Kaufman y que siga su obra.

Por: Carlos Tobon

No hay comentarios:

Publicar un comentario