jueves, 6 de abril de 2017

Las gafa de woody allen - Ghost in the shell

Ghost In the Shell – El fantasma en la concha- bueno el espíritu de la máquina y cientos de nombres que discrepan del original.  

 Antes de ver la película de live action protagonizada por Scarlett Johansson, me prepuse como mortal a ver la animación de 1995, una animación que sin duda me parece que compite en calidad con animaciones nuevas, cabe destacar que dicha animación pertenece a la enorme rama del anime, lo que supone una estratificación comercial, tras ver la película de animación me dije; Woow es genial es una obra que plasma un personaje con transición con carácter con definiciones de voluntad, que obedece a su propio estandarte, vamos a ver el live action.

 En primer lugar diré que no me arrepiento de nada; Está bien, es un abordaje a un cine que busca otros espacios y públicos.

La película como tal tiene algo que contar, tenemos a La Mayor, personaje que interpreta la sensual Scarlett, y tenemos un montón de escenas brutales, calcadas plano a plano del anime del que se inspira esta obra.
Era algo que se veía venir desde el tráiler; Le hicieron lo mismo a Trecientos cuyos planos y mecánicas de contar están emplazadas en referenciar a la obra original por encima de todo; Sin embargo no podría llamar original a la obra de la que surge el live action, es un buen anime, su director y guionista Mamoru Oshii deprendió de su idea original un nuevo aspecto mucho más psicológico de la mayor Kusanagui – Aquí discúlpenme el Japonés, yo soy más dado a escribir en español- la cual hacía gala de una morfología robótica con “Alma” humana, el Ghost en la máquina, y de eso va la película.

Tenemos una policía que se enfrenta a piratas cibernéticos que quieren hacer y deshacer, ( Justamente esta primicia la había visto en matrix y ahora acá y resulta que fue matrix la que plagio el concepto desde el 95) junto a sus compañeros, en un futuro caótico con muchas referencias al capitalismo a la tecnología emergente, y luego pasa que boom boom cataplum,  se convierte en un montón de escenas bombásticas con efectos, debo admitir quien estuviera en la parte de arte de esta película, geniales detalles y cosas que me quedo sorprendido, pero no le quitan peso al hecho de que en lugar de plasmar los propios pensamientos de la mayor en una secuencia, el darle a conocer al espectador del por qué se llama el espíritu en la maquina o como le digan según la traducción que vean, eso  no estuvo presente en la adaptación salvo por meros roces, eliminaron todo ese concepto de voluntades, de cuestionamientos filosóficos y los remplazaron por, Scarlett rompiendo cosas, y quitándose la cara.

Quiero ser sincero en lo personal prefiero el anime del 95, y la obra más que un recurso narrativo plasma una tesis de grado de una carrera en filosofía y letras “ Que es el alma, que es el cuerpo que esta habita, si remplazamos el cuerpo por otro, nuestra alma habitara el nuevo cuerpo que usemos, es nuestro cuerpo un limitante a nuestros pensamientos;  de eso iba el libro en la cual se inspiró el autor, le metió mas ciencia ficción y tenemos el manga del cual en el 95 se hizo la película de anime; ahora 22 años después se viene el peliculón americano.

Hay algo que me gustaría anotar; la película abre un nuevo ciclo para estructurar un cine comercial que busque impactar audiencias distintas, es un guiño a todo lo que fue el anime original de la obra, es una publicidad masiva a consumir materiales audiovisuales nipones, que no todo es Drogón Ball Z y las Guerreras Mágicas, que existe un anime maduro que trastoca sentidos, que impregna un lenguaje en función de los hechos, y que de ahí podemos aprender, conocer y saber grandes cosas.

La película live action, no es mala, es un buen film, entretenida, actual y que presenta un universo nuevo, una ciencia ficción diferente, más prudente, menos oscura que Blade Runner, pero no por eso más sobria, supongo, es esas películas a las que le quiero dar una segunda oportunidad, es una de esas cintas que te hacen querer ver el anime, leer el manga y empaparte de su cosmogonía y sus universos, pero que sí eres fan del manga o del anime, no encontraras mucho que esperar, es una película buena, mas no presenta más ahínco que el publicitar lo que fue la obra de la que está basada.


Por: Carlos Tobón 

1 comentario:

  1. Debo confesar que no es una de mis películas favoritas, de lejos prefiero las PELICULAS DE TERROR, sin embargo es bastante buena y la personaje principal sabe atraer.

    saludos

    ResponderEliminar